sábado, 19 de mayo de 2012

La Fraternidad Cristiana de Personas con Discapacidad busca colaboradores en Zamora

La Fraternidad Cristiana de Personas con Discapacidad nació en Francia en 1942 y llegó a Zamora en 1967 de la mano de Bernardo Monforte. Actualmente agrupa a 150 miembros en cinco grupos que se encuentran en Zamora, Benavente, Toro y Villalpando.

Zamora, 19/05/12. La Fraternidad Cristiana de Personas con Discapacidad de España (conocida como Fráter) cuenta con unos 150 miembros, entre enfermos y colaboradores, que integran cinco grupos de vida y formación. Según explica su nueva responsable diocesana, Teresa San Francisco, “hacemos una llamada a todas aquellas personas que deseen acercarse a nosotros, tanto discapacitados como colaboradores que busquen auténtica amistad, formación personal y diversión”.

La Fráter es un movimiento especializado de Acción Católica, cuyo fin es la evangelización de las personas con enfermedades crónicas y discapacidades físicas o sensoriales. Como señala su responsable en Zamora, “Fráter quiere ser portadora de la Buena Noticia: la de un Dios que es amor y vida y que quiere la felicidad de las personas”. Así traducen para los enfermos y discapacitados las palabras de Jesús: “asume tu propia realidad, hazte responsable de tu vida, camina por ella con coraje y alegría, comprométete”.

En concreto, este movimiento eclesial tiene un carisma que consiste en cuidar los encuentros personales, “enriqueciéndonos con el pasado y renovando la forma de llevar el Evangelio al enfermo y discapacitado de hoy”. Para ello, cuentan con un equipo diocesano que coordina todas las actividades trabajando en comunión y desarrollando cada miembro su respectiva función.

En la Fráter se destaca la “alegría contagiosa”, los contactos personales “para ser portadores de vida para otros”, un proyecto de vida “fundamentado en los valores evangélicos” y, sobre todo, “el protagonismo de las personas discapacitadas, buscado todas las posibilidades de superar las barreras físicas y mentales”, ya que se tienen en cuenta “los derechos de los más débiles”.

Historia de la Fráter en Zamora

La Fraternidad Cristiana de Personas con Discapacidad es una asociación fundada en Francia, por el padre Henri François, en 1942, y que llegó a Zamora en el año 1967, de la mano del sacerdote diocesano Bernardo Monforte (1927-2010), que pensó en la necesidad de comunicación de las personas discapacitadas y creó un programa en Radio Popular, “No estáis solos”. Las cartas que se escribían al espacio pusieron en contacto a muchas personas.

Otra zamorana, Isabel Viñas, limitada por una patología cardiaca, se enteró de que en Valladolid existía la Fráter, ya organizada entonces. Puestos en contacto con los vallisoletanos fraternos, se comenzó la andadura en Zamora. Las ondas radiofónicas llevaron el mensaje de superación a los oyentes, interesados por el contenido singular de “No estáis solos”, en el que eran protagonistas con sus cartas. Estas personas fueron los primeros miembros de la Fráter en Zamora, Salamanca, Ciudad Rodrigo, Astorga, León y Oviedo. Localidades que en la actualidad forman la Zona de Castilla y León de este movimiento.

En los años transcurridos en la Diócesis de Zamora, donde no sólo están en la capital, sino también en Benavente, Toro y Villalpando, se han realizado multitud de actividades formativas y lúdicas con la finalidad de que los miembros de la Fráter, discapacitados y colaboradores, “desarrollen su vida desde un proyecto personal, que da respuesta a las necesidades fundamentales del ser humano: amar y ser amado, sentirse útil, y dar respuesta convincente ante los grandes interrogantes que se plantea cualquier ser humano”.

Recientemente, con ocasión del centenario de Carola Monforte, una de los miembros fundadores de la Fráter en Zamora, han recopilado su memoria en un documento titulado Historia de la Fraternidad Cristiana de Personas con Discapacidad de Zamora. La primera parte está escrita por Bernardo Monforte, y la segunda “se compone de las diversas aportaciones que los fraternos han querido expresar desde la vivencia personal”.

Actividades en Zamora

Como actividad ordinaria, la Fráter celebra dos reuniones mensuales para todos sus miembros: una para compartir la vida de fe, y otra de carácter más cultural y lúdico. Además, hay un grupo de formación que se reúne con periodicidad mensual siguiendo un proceso formativo establecido por el movimiento. Junto a esto, a lo largo del año tienen lugar algunas celebraciones festivas, sobre todo en torno a la Navidad, la Pascua de Resurrección y el Día de la Fráter.

Una vez al año celebran una Convivencia Diocesana, que es la ocasión de encuentro para todos los miembros de la Fráter de la Diócesis. También realizan un cursillo formativo anual que pasa por las cuatro sedes zamoranas, y diversos cursos de formación monográficos, organizados por la misma Fráter o en colaboración con otras entidades. Recientemente han tenido algunos cursos de encuadernación, informática y bordados de Carbajales.

Durante el verano ofrecen una Colonia, que este año tendrá lugar en la montaña de Béjar. Y algunos miembros suelen participar en la peregrinación anual al santuario francés de Lourdes que organiza la Hospitalidad Diocesana “Nuestra Señora de Lourdes” de Zamora. Junto a todo esto, no olvidan las “visitas a las personas que no se pueden desplazar, por las características de su dolencia”.

La sede de la Fráter en Zamora está en la Avda. Príncipe de Asturias, 12 – bajo. Sus teléfonos de contacto son: 980 512 039 y 980 521 206.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada